≡ Menu

En un tema tan delicado como es el tema del amor uno desea una consulta de un vidente de confianza, y busca videntes profesionales que le permitan interrogar sobre su destino sentimental de manera segura. Esta necesidad es lógica, pero al empezar a buscar se encuentra con una enorme oferta que le promete de todo.

Y es que encontrar un vidente del amor fiable exige ante todo plantearse dos cosas:

1. Se trata de buscar a un artesano. Esto quiere decir que hay que atender a seleccionar consultas privadas dirigidas por profesionales. En un asunto como éste es preferible atenerse a lo tradicional y escoger lo artesana. Busquemos por tanto a un profesional, con la formación y experiencia adecuadas, que tenga una consulta privada. Eso nos permitirá un trato personal y de mayor confianza.

2. Se trata de encontrar una afinidad. Esto es importante pues en cualquier consulta se trata de sintonizar, de conseguir cierta intimidad que permita que precisamente pueda funcionar algo tan misterioso como es la adivinación. De nada sirve pretender consultar si adopto una actitud cerrada y prevenida.

Esto último es muy habitual en este ramo…, hay gente que llama y si no encuentra lo que busca, lo que quiere que le digan, simplemente cuelga. Eso obliga a muchos servicios a adaptarse al cliente, a regalarle el oído con lo que desea a fin de alargar la llamada.

Como se ve finalmente es el propio cliente, la demanda, la que está creando el tipo de oferta que estamos viviendo. La responsabilidad por tanto pasa al lado del consumidor que muchas veces prefiere una estupidez antes que algo serio. Es por ello que tantas empresas de comunicación crean servicios acordes a esos gustos caprichosos, creando un tipo de consulta que se aleja totalmente de aquel oficio tradicional de antes.

La elección del vidente profesional

videntes profesionales artesanales

Una consulta privada y profesional

En asuntos tan delicados como el amor es importante seleccionar a un profesional que nos permita tener una consulta de tarot del amor por telefono con garantías de seriedad y confianza. A tal fin es importante dos condiciones:

1. Que sea un vidente particular.

Un trato privado y personal es preferible a una consulta de gabinete empresarial.

El trato personal y privado es siempre preferible a escoger uno de tantos anuncios de centros de llamadas o gabinetes. Es lógico que la potencia económica de una empresa supera en visibilidad a cualquier anuncio de un particular. Sin embargo estamos hablando de un oficio que siempre ha sido artesanal, de una persona con una consulta privada que atiende personalmente.

Alejémonos por tanto  de enfoques de cadenas de comida rápida y busquemos preferiblemente un restaurante artesanal. Todos saldremos ganando.

2. Que sea un vidente profesional.

Buscar un artesano con su consulta privada  exige que nos demos cuenta que tenemos que atender a un criterio de sentido común. Esto quiere decir que escojamos antes a a una persona con una sólida formación y años de experiencia en vez de acudir a alguien que nos habla de ciencia infusa y poderes paranormales.

Resulta evidente pensar que es preferible alguien que tiene esos poderes frente al modesto artesano que tan sólo tiene su estudio y experiencia.Pero en la práctica nos daremos cuenta de que es preferible atenernos al modesto artesano, abandonando a tanto servicio que anuncia poseer  superpoderes

El método de consulta

Aunque es muy popular el tarot en un tema como el amor es preferible utilizar sistemas más poderosos. Para los entendidos no existe mejor método de adivinación que el I Ching, la adivinación que se utiliza en China.

El I Ching es un oráculo que permite al preguntarle averiguar la situación presente y futura, y algo más importante, ser aconsejados sobre la mejor manera de actuar. Preguntar sobre nuestros temas más delicados en el amor al oráculo nos sorprenderá por la  profundidad de sus respuestas.

El Oráculo del Cambio, como también se le conoce, nos responde a nuestras preguntas con un triple planteamiento:

  • El Presente: lo que está sucediendo, el fondo de la cuestión.
  • El Futuro: lo que sucederá fruto del presente, lo que viene a continuación. El rumbo que toma en su porvenir.
  • El Consejo: fruto de miles de años de sabiduría oriental este antiguo oráculo que es el I Ching nos propone entender que el futuro no está escrito, que lo vamos haciendo y por tanto ahí entra sus consejos para actuar del modo más sabio posible.

Una consulta diferente

Le sugiero mi propia consulta de vidente profesional del amor por telefono, una consulta diferente y alternativa en la que encontrará un servicio profesional en un trato privado y personal.

A su servicio,

don fidel

Don Fidel